Qué son las amortizaciones en contabilidad y cómo se calculan

08/14/2020
Alejandro Riveros
3.1/5 - (8 votos)

La información contable refleja la imagen fiel de la empresa en cuanto a su estado financiero.  Por ello, todo directivo de empresa tiene que conocer sus conceptos básicos. Debe saber, por ejemplo, qué son las amortizaciones en contabilidad, o qué es un inmovilizado y qué implicaciones tiene en los resultados contables de la empresa.

El significado de amortización en contabilidad

Los activos tangibles de una empresa (maquinaria, equipos, etc.) sufren desgaste. Y lo hacen por tres motivos fundamentales:

  • El paso del tiempo: lo material pierde valor, aunque no se utilice.
  • El uso, por la aplicación en el proceso productivo.
  • La obsolescencia o envejecimiento técnico. Es decir, una máquina puede quedarse antigua por el avance de la tecnología.

De igual forma, también se va desgastando el inmovilizado o activo no corriente de la compañía. Todo ello hay que reflejarlo en la contabilidad de la misma. Así, el concepto contable de este desgaste se denomina amortización.

La amortización refleja, por tanto, la depreciación de un bien que es permanente en la empresa.

MBA especialidad en Dirección Financiera

Dirige empresas del sector financiero.

Ejemplo de cómo calcular la amortización

Como hemos visto, la amortización es el gasto por pérdida de valor del inmovilizado estimado cada año. Así, cada año el resultado disminuye en ese importe como un gasto más por la utilización de los activos y, por ese mismo importe, se reduce el valor del activo en el balance.

Es como si trasladásemos cada año una parte del inmovilizado al resultado, restando, porque es un gasto (un consumo de recursos).

Para saber mejor qué son las amortizaciones en contabilidad y cómo se calculan podemos poner un ejemplo en el que una empresa adquiere una furgoneta de reparto de mercancías, por un valor inicial de 20.800€. Esa furgoneta aparece en el balance en el activo no corriente, ya que permanecerá en la empresa varios años. Pero también aparecerá en la cuenta de resultados, como gasto el desgaste de cada año.

Así, si se calcula un desgaste igual cada año durante cinco años, la amortización es: 20.800/5 = 4.160€, y supondrá un gasto anual durante 5 años.

Esto aparecerá reflejado de distintas maneras tanto en la cuenta de resultados como en el balance de la compañía. Podemos ver a continuación dos ejemplos gráficos:

El primer año se reconoce solo la mitad correspondiente a medio año, ya que la furgoneta se empezaría a utilizar el 1 de julio. De esta forma, en el año sexto se reconoce el medio año restante.

La amortización acumulada es la suma del gasto de amortización reconocido cada año. Al final de la vida útil, su importe se iguala con el valor inicial, y por tanto el valor neto contable es 0.

Máster en Dirección Financiera de EALDE Business School

Los conceptos de contabilidad financiera son abordados en profundidad en el Máster en Dirección Financiera de EALDE Business School. Se trata de un máster 100% online, que capacita para liderar departamentos financieros y orientas a las empresas hacia la internacionalización. El programa cuenta con becas dirigidas a profesionales con potencial directivo.

Puedes solicitar más información sobre el Máster en Dirección Financiera haciendo clic en el siguiente apartado:

Amplía información sobre amortización y deterioro en este vídeo:

Se el primero en comentar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *