Consecuencias de una mala definición del alcance en Proyectos

02/14/2020
Alejandro Riveros
3/5 - (3 votos)

A la hora de embaucarse en un proyecto hay que tener varias cosas en cuenta para que salga adelante: cuál es nuestro fin, qué se necesita para llevarlo a cabo, cuánto dinero será necesario o quién va a participar en el proyecto, entre otras muchas cosas. Para ello, establecer el alcance del proyecto es un factor primordial. De esta forma, los profesionales que quieran dedicarse a la Dirección de Proyectos deben conocer las consecuencias de una mala definición del alcance en Proyectos.

En este artículo veremos brevemente qué es el alcance de un proyecto y los errores más comunes a la hora de llevarlo a cabo.  

¿Qué es la gestión del alcance de un proyecto?

Un proyecto es un esfuerzo temporal para crear un producto o servicio singular. Es muy importante realizar un estudio previo para ver si es viable y rentable. Todos los proyectos nacen de una idea que responde a una necesidad. El alcance del proyecto consiste en convertir dicha idea en una realidad.  

El alcance de un proyecto lo definen los stakeholders, es decir, las personas que se van a ver afectadas por el proyecto directa o indirectamente. Por tanto, el alcance describe los procesos necesarios para asegurarse de que el proyecto incluye todo el trabajo únicamente imprescindible para ejecutarlo satisfactoriamente. En resumidas cuentas, dentro del alcance de un proyecto se visualiza todo lo necesario para llegar al fin que se ha establecido.

Cuando se traza el alcance no todo vale, existen unos límites. Es decir, hay que definir qué es lo que se queda dentro del proyecto y qué se queda fuera. Si no se ponen límites el proyecto no saldrá adelante. Por lo tanto, hay que delimitar el alcance de un proyecto.

Establecer un buen alcance de un proyecto es primordial para evitar futuros errores. A continuación, veremos las diferentes consecuencias de una mala definición del alcance de un Proyecto.

Errores de una mala definición del alcance en Project Management

Uno de los errores más comunes a la hora de gestionar el alcance es realizar una pobre definición del alcance o con ambigüedad. Hay que definir de manera adecuada las necesidades de los clientes y especificar cuáles son verdaderamente necesarias a la hora de elaborar un proyecto. Si no se establecen unos requisitos con los interesados tendrá lugar una malinterpretación del alcance y del propio proyecto produciendo ambigüedades.

Máster en Dirección de Proyectos

Fórmate con el programa líder de los países de habla hispana.

Otro error muy común en la definición del alcance en proyectos es una mala planificación, como consecuencia de no haber definido las características y las necesidades de un proyecto.

Por último, otra de las grandes consecuencias es alargar un proyecto en el tiempo debido a los sucesivos cambios que se llevan a cabo dentro del mismo. El hecho de alargar un proyecto termina produciendo desinterés por parte del cliente o que termine desapareciendo.

Como consecuencia de todos estos errores surgen costes mayores y una pérdida del interés de los clientes en el proyecto, siendo el alcance deficiente y por tanto surgiendo un proyecto equivocado.

Máster en Dirección de Proyectos de EALDE Business School

La escuela de negocios online EALDE Business School, ofrece el Máster en Dirección de Proyectos, un programa diferenciador que otorgará al profesional una doble titulación con validez internacional. Este máster aporta las técnicas y herramientas necesarias que debe desarrollar un buen Director de Proyectos. Además, contiene un curso centrado en la definición del alcance en proyectos. El profesional que quiera iniciarse en esta formación podrá optar a una serie de becas y ayudas al estudio.

Puedes solicitar más información del Máster en Dirección de Proyectos haciendo clic en el siguiente apartado:

Se el primero en comentar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *