Cómo medir el Riesgo de Liquidez

11/18/2018
Alejandro Riveros
3.8/5 - (6 votos)

La liquidez es la capacidad que tiene una empresa para convertir sus activos en dinero efectivo de forma inmediata sin generar una pérdida de valor significativa. El riesgo de liquidez es la probabilidad de que la empresa tenga que vender sus activos por debajo de su valor de mercado cuando se presente una brecha, necesidad, de liquidez.

El riesgo de liquidez comprende la probabilidad de que una empresa no cuente con líneas de crédito que pueda utilizar ante una demanda de efectivo. Se caracteriza por:

  • Corto plazo.
  • Distinto de Solvencia (a largo plazo).

Una empresa cuenta con problemas de liquidez cuando su pasivo a corto plazo, circulante, es mayor que su activo circulante (PC>AC). Este tipo de riesgo presenta las siguientes consecuencias a largo plazo:

  • No puede convertir sus activos líquidos en tesorería.
  • No puede acceder a financiación.

Hay que prestar atención a los problemas de exceso de liquidez. Se trata de contar en la organización con una política adecuada de Gestión de Riesgos (ERM):

  • Correcta planificación financiera.
  • Desarrollar un sistema de gobierno adecuado para el riesgo de liquidez.
  • Elaboración de un plan de actuación por parte de la Alta Dirección.
  • Mantenimientos de líneas de crédito con fondeo.
  • Diversificación en plazos y fuentes de financiación.
  • Controlar el límite de apalancamiento.

Cómo medir el riesgo de liquidez

El riesgo de liquidez puede medirse a través de las siguientes fórmulas:

  • Liquidez general = Activo Corriente / Pasivo Corriente * 100 = %. Mide la capacidad de la empresa para hacer frente a sus deudas en el corto plazo (proporción de deudas de corto plazo que son cubiertas por activo circulante).
  • Acid Test = (Activo Corriente – Inventario) / Pasivo Corriente. Resta del activo circulante los elementos del inventario.
  • Prueba defensiva = (Caja y Bancos / Pasivo Corriente) * 100. Indicador de si una compañía es capaz de operar a corto plazo con sus activos más líquidos.
  • Capital de trabajo = Activo Corriente – Pasivo Corriente. Muestra lo que una empresa dispone tras pagar sus deudas inmediatas.
  • Ratios de liquidez de las cuentas por cobrar.
  • Free Cash Flow (lo que quedará en caja por pagar).
  • Fondo de Maniobra positivo.
  • Apalancamiento: Ratio de Endeudamiento = Deudas / Pasivo (capital propio).

Información extraída del webinar impartido por María Barranco para EALDE Business School.

Se el primero en comentar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *