Dirección de proyectos lean

07/15/2016
Alejandro Riveros
5/5 - (2 votos)

Lean Project Management es un método flexible en el que no se está obligado a trabajar en una sola cosa a la vez. Los proyectos se dividen en pequeñas piezas de trabajo que se pueden completar de forma individual.

El método Lean fomenta el aprendizaje continuo. La toma de decisiones se aplaza todo lo posible para garantizar la máxima calidad y aportar valor. Los equipos optimizan el uso de los recursos y aumentan su eficiencia con esta técnica, pero el pronto comienzo de un proyecto no implica su finalización temprana.

El método Lean fomenta el aprendizaje continuo. La toma de decisiones se aplaza todo lo posible para garantizar la máxima calidad

Con Lean no hay plazos estrictos. Es más, esta técnica se caracteriza por permitir diversas tareas en diferentes fases del flujo de trabajo al mismo tiempo. Así, se asegura que cada parte del proyecto se envía con la misma calidad.

Entre las ventajas con las que cuenta Lean, de este modo destaca la garantía de que el trabajo realizado está terminado en consonancia con un elevado nivel de calidad y supervisión.

No obstante, cada parte del proyecto puede no necesitar el mismo nivel de supervisión para su finalización. Además, en este método no hay suficiente estructura como en otros en los que los proyectos están más guiados.

Los proyectos que pueden ajustarse más al Lean Project Management atendiendo a estas características son aquellos en los que la estandarización es una opción, no tienen mucha complejidad y en los que los miembros son proactivos.

Se el primero en comentar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *