Cómo gestionar los riesgos estratégicos de la empresa

4/5 - (5 votos)

Dentro de los riesgos inherentes a la propia actividad de una empresa y su entorno, los riesgos estratégicos son aquellos que pueden causar mayores problemas a las compañías. Se trata de riesgos que ponen en peligro la propia estrategia empresarial y que, de no mitigarse a tiempo, pueden suponer el fin de la misma.

Qué es un riesgo estratégico

El banco de inversión J.P. Morgan establece una definición del riesgo estratégico, que considera como el impacto actual y futuro en los ingresos y el capital de una empresa “que podría surgir de las decisiones adversas de negocios, la aplicación indebida de las decisiones, o la falta de capacidad de respuesta a los cambios de la industria”. Así, estos riegos pueden surgir como consecuencia de la toma de malas decisiones o de graves impactos externos. Por su trascendencia, estos riesgos necesitan un tratamiento aún más cuidadoso, si cabe, que los riesgos operacionales y los riesgos normales o cotidianos de explotación de una empresa.

Principales tipos de riesgos que pueden afectar a la estrategia empresarial

Existen siete tipos de riesgos estratégicos principales, que pueden afectar a cualquier tipo de industria, actividad o región geográfica. Si bien, no hay una clasificación definida de los mismos, por lo que podrían existir muchos más. Entre ellos, destacamos los siguientes:

  • Riesgo reputacional: Es el riesgo de sufrir una merma reputacional en la empresa. Un ejemplo, puede ser el caso de las emisiones contaminantes de los coches de Volkswagen. Esto supuso sanciones económicas, pero también una importante pérdida de reputación para la marca.
  • El riesgo medioambiental: Si una empresa contamina el medio, tanto si es por accidente súbito, como si lo hace de manera gradual y progresiva, se enfrentará a severas penalizaciones, en según qué casos y territorios por volúmenes ingentes de dinero.
  • Riesgo de Compliance  y riesgo político: Supone el riesgo a que, por ejemplo, una empresa tenga que dejar de operar en un país por el incumplimiento de alguna de sus leyes. También puede ser que las políticas regulatorias de un país pongan en jaque la actividad de una compañía.
  • Gestión del talento: Una carencia de profesionales cualificados puede suponer un freno para muchas empresas. Por ello, la retención del mismo debe ser tenida en cuenta por la función de gestión de riesgos dentro de la compañía.
  • Entorno competitivo: La desmedida competencia en un sector, puede suponer un riesgo estratégico importante para cualquier empresa. Esto implica la necesidad de diferenciarse y crear fórmulas que generan ventajas competitivas.
  • Riesgos por cambios tecnológicos: No saber adaptarse a los avances tecnológicos o a los nuevos procesos productivos, puede suponer el descalabro de grandes empresas.
  • Impacto del sector económico y financiero: Una crisis económica como la de 2008 también ha de considerarse un riesgo para que la empresa pueda cumplir con su estrategia.

Ejemplos de riesgos estratégicos

Algunos ejemplos de riesgos estratégicos no bien evaluados y con consecuencias negativas para las empresas son los del caso Deepwater Horizon, plataforma de British Petroleum (BP); la quiebra de Lehman Brothers; y el fracaso del avión supersónico Concorde:

  • BP se declaró culpable de 11 delitos por negligencia y fallos de seguridad en la plataforma de extracción de crudo Deepwater Horizon, donde murieron 11 trabajadores y se vertió 4,9 millones de barriles de petróleo en el Golfo de México. La multa fue de 3.500 millones de euros.
  • Los principales motivos de la quiebra de Lehman Brothers fueron la depreciación de sus activos. Estos estaban compuestos mayoritariamente por productos estructurados con alto componente de hipotecas sub-prime; pérdida de clientes, por corrida bancaria; y pérdidas en el mercado de valores.
  • El avión supersónico Concorde tuvo un accidente con 113 fallecidos, tras el cual descendió el número de pasajeros. El aumento de costes generaba una escasa rentabilidad y la caída del número de vuelos en general por el atentado a las Torres Gemelas de Nueva York lo llevaron al fracaso.

Máster en Gestión de Riesgos

La identificación y evaluación de riesgos estratégicos es abordada en profundidad en el Máster en Risk Management de EALDE Business School. Se trata de un máster 100% online que capacita para implementar el pensamiento basado en riesgos en cualquier tipo de organización. El programa permite obtener una titulación universitaria además de un título propio de la escuela. Se trata de un máster con alta demanda, por lo que sus plazas son limitadas.

Puedes obtener más información sobre el Máster en Gestión de Riesgos haciendo clic en el siguiente enlace:

Amplía información sobre esta temática con el siguiente vídeo:

logo EALDE Business School
Máster en Gestión de Riesgos

Fórmate con los mejores profesionales del sector

Infórmate aquí
Descarga este eBook gratis

10 pasos para elaborar un informe de Gestión de Riesgos

Entradas recientes

Sobre el autor

EALDE Business School nace con vocación de aprovechar al máximo las posibilidades que Internet y las nuevas tecnologías brindan a la enseñanza. Ofrece a sus alumnos la posibilidad de cursar, desde el lugar en el que se encuentren, estudios de posgrado en materia de gestión de empresas de la misma forma que harían si los cursos se siguiesen presencialmente en una escuela tradicional.
Logo EALDE

Posts relacionados

Logo EALDE

Se el primero en comentar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.