Cómo elaborar el plan de inversiones de una empresa

09/18/2020
Alejandro Riveros
3.3/5 - (6 votos)

Junto al presupuesto, el plan de inversiones es uno de los elementos que permite establecer qué va a hacer una empresa en el futuro. Por este motivo, la elaboración de ambos implica incorporar la incertidumbre como una herramienta de trabajo. La planificación de las inversiones debe tener el objetivo de cumplir con el Plan Estratégico marcado por la directiva, y en ella deben participar los mandos intermedios y gerenciales de la compañía.

Definición del plan de inversión y financiamiento

En términos financieros el plan de inversiones consiste en incorporar uno o varios activos de consumo diferido.  Esto conlleva la afectación de uso de fondos o la búsqueda especifica de financiamiento para su adquisición, la cual impactará en el desarrollo operativo o forma de trabajo de la empresa en su futuro.

La elaboración del mismo responde por lo general a una metodología de trabajo. Esta metodología parte del plan estratégico, y pasa por un plan de acciones y unos objetivos y metas marcados por la dirección de la organización. A partir de ello, se puede definir dónde quiere invertir la empresa de cara al futuro. En el caso de creación de una nueva empresa, el plan de inversiones será fundamental para conseguir el despegue inicial de la misma.

MBA especialidad en Dirección Financiera

Dirige empresas del sector financiero.

Método de elaboración del plan

Para crear un plan de inversión, es necesario tener en cuenta una serie de factores, que deben aparecer en el propio plan. Éstos serán los que valorará la dirección de la empresa a la hora de dar o no su visto bueno. A continuación, resumimos las más importantes:

  • Tasa Interna de Retorno (TIR): Es una tasa que indica si los flujos de fondo están generando un valor actual igual al valor de inversión. Por ejemplo, en una inversión de 10.000€ de la que se esperan flujos de fondos proyectados por 3.000 Euros durante 4 años, la tasa será del 7,7%.
  • Valor Presente Neto (VPN): Hace referencia al valor presente del conjunto de flujos de fondos que derivan de una inversión, descontados a la tasa de retorno requerida de la misma en el momento de efectuar el desembolso de la inversión, menos esta inversión inicial, valuada también a ese momento.
  • Relación costo/beneficio: La relación costo beneficio surge del cociente entre los flujos de fondos actualizados a la tasa de retorno requerida y el valor actual de la inversión.
  • Período de repago (PR): El periodo de repago se define como el periodo de tiempo en el cual, los flujos de beneficios esperados recuperan la inversión inicialmente efectuada. Vemos un ejemplo con un proyecto que demanda una inversión de 10.000 euros y se esperan unos flujos de fondos proyectados por 3.000 el año durante 5 años. Si calculamos el PR será 10.000 / 3.000 = 3,33 años.

Riesgos Financieros

A la hora de establecer un plan de inversiones empresariales, también deberán tenerse en cuenta los riesgos financieros. Estos pueden ser riesgos de mercado (cambio en precios de acciones, tipos de cambio, etc.), riesgos de liquidez o riesgos de cumplimiento, entre otros.

Máster en Dirección Financiera de EALDE Business School

La elaboración de presupuestos y de planes de inversión es tratada en profundidad en el Máster en Dirección Financiera de EALDE Business School. Se trata de un máster 100% online que permite alcanzar una mayor remuneración a nivel profesional. Además, su metodología está adaptada para que sea posible conciliar la vida familiar y laboral con los estudios.

Puedes solicitar más información acerca del Máster en Dirección Financiera haciendo clic en el siguiente apartado:

Amplía información sobre planes de inversión en el siguiente vídeo:

Se el primero en comentar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *