Agilismo vs. Prácticas tradicionales en Dirección de Proyectos

por Alejandro Riveros
24/08/17
5/5 - (1 voto)

El Project Manager ha de conocer el agilismo y las prácticas tradicionales para poder aplicar en Dirección de Proyectos lo mejor de ellas. La virtud está en el hábito de actuar en el punto intermedio situado entre dos actitudes extremas para evitar el exceso y el defecto, según Aristóteles.

Desventajas del agilismo y de las prácticas tradicionales en Dirección de Proyectos

El Project Management tradicional cuenta con las desventajas de la no innovación, falta de creatividad y no resiliencia. Por su parte, con las metodologías ágiles el equipo no puede crecer, el alcance es pequeño y no hay requisitos de bajo nivel.

Agilismo vs. Prácticas tradicionales

En el enfoque tradicional de Dirección de Proyectos el alcance es fijo y el tiempo y el bache es un poco más flexible. Sin embargo, en el caso del agilismo sucede a la inversa: el alcance es flexible, mientras que el tiempo y el bache son fijos.

Para saber cuál de estos enfoques es más recomendable, hay que considerar la naturaleza del proyecto, los miembros del equipo del proyecto, la cultura de la empresa, el cliente y el entorno. La compañía puede regirse por un alto control, estructuras jerarquizadas y requisitos muy bien definidos. En el entorno de competencia se premia la excelencia, la eficiencia y rapidez. Otro posible escenario es el del crecimiento, que persigue no solamente la excelencia, sino una visión a largo plazo de la empresa. Finalmente, el entorno puede ser de colaboración, en el que los líderes de los grupos cambian en función del tipo de proyecto. Las personas se renuevan conforme a las necesidades.

El proyecto se puede dimensionar atendiendo a los siguientes criterios:

  • Grado de experiencia/formación. Si es alto, es recomendable optar por el agilismo. En caso contrario, se recomienda optar por enfoques más tradicionales.
  • Dinamismo. Está relacionado con el porcentaje en cambios de requisitos. Si los requisitos se modifican continuamente, es recomendable escoger el agilismo. En caso contrario, lo ideal es seleccionar prácticas tradicionales.
  • Cultura. Una cultura jerárquica con muchos procesos implica un enfoque tradicional, para acceder a cadenas de mando y comunicaciones. En caso contrario, es mejor adoptar enfoques ágiles.
  • Tamaño. Si el equipo está conformado por pocas personas, se opta por un enfoque ágil. En contraposición, si hay muchos miembros, el enfoque es tradicional.
  • Criticidad de los errores. Si los errores pueden ser muy críticos, se selecciona enfoques tradicionales. En caso contrario, se opta por el agilismo.

Información extraída del webinar impartido por Patricia Sanabria para EALDE Business School.

logo EALDE Business School
Máster en Dirección de Proyectos

Fórmate con los mejores profesionales del sector

Infórmate aquí
Descarga este eBook gratis

La Oficina de Gestión de Proyectos

Entradas recientes

Sobre el autor

Soy Alejandro Riveros, un publicista colombiano con una amplia trayectoria en el mundo del marketing y las relaciones públicas. Mi formación profesional comenzó en la reconocida Universidad Sergio Arboleda de Bogotá, donde me especialicé en Publicidad. Durante mi tiempo en la universidad, adquirí los conocimientos y las habilidades necesarias para enfrentar los retos del campo laboral. Actualmente, formo parte del equipo de marketing de EALDE Business School, una institución de renombre. En esta posición, tengo la oportunidad de redactar artículos para el blog, lo cual me permite compartir mis conocimientos y experiencias con otros profesionales del ámbito empresarial. Trabajar en EALDE Business School ha ampliado mi perspectiva y me ha brindado la oportunidad de participar en proyectos educativos de gran envergadura. A lo largo de mi carrera, he tenido la valiosa oportunidad de trabajar tanto en el sector público como en el privado. Inicié mi trayectoria en equipos de relaciones públicas, donde desempeñé funciones en el desarrollo y ejecución de campañas publicitarias dentro de reconocidas agencias del medio. Esta experiencia me permitió desarrollar habilidades estratégicas y creativas, y despertó mi pasión por buscar nuevas oportunidades. El espíritu emprendedor siempre ha sido una de mis mayores motivaciones, lo cual me llevó a fundar mi propia empresa dedicada al marketing de influencia y Talent Management. Esta experiencia me permitió explorar nuevas formas de conectar a las marcas con su audiencia a través de influencers y desarrollar estrategias innovadoras para el crecimiento empresarial. Además de mi experiencia en el sector empresarial, he tenido el privilegio de formar parte de importantes equipos políticos en Colombia. Comencé mi trayectoria como miembro de la Unidad de Trabajo Legislativo (UTL) del Senador Colombiano Antonio Navarro Wolff, donde contribuí en la elaboración y ejecución de proyectos legislativos de gran relevancia. Posteriormente, me uní a la UTL del Senador Juan Luis Castro Córdoba, donde pude seguir aportando al desarrollo de políticas públicas. Continuando mi trayectoria en el ámbito político, formé parte de la Unidad de Apoyo Normativo (UAN) del Concejal de Bogotá Juan Javier Baena Merlano. En esta posición, trabajé en la elaboración de propuestas normativas y proyectos de impacto para la ciudad. Estas experiencias me brindaron una visión integral del sistema político y la importancia de la comunicación efectiva en el ámbito público. En mi búsqueda constante de crecimiento y conocimiento, obtuve un Máster en Marketing Político de la Universidad de Alcalá de Henares en Madrid, España. Esta experiencia académica enriquecedora me permitió profundizar mis conocimientos y habilidades en el ámbito del marketing político, fortaleciendo mi capacidad para crear estrategias efectivas y comunicar mensajes persuasivos. Además de mi dedicación profesional, tengo pasiones que me acompañan en mi día a día. Soy un apasionado del fútbol, un deporte que me apasiona tanto ver como practicar. También tengo un profundo interés por la geografía, explorando diferentes culturas y países a través de la cartografía y los viajes. Además, el ajedrez es una de mis aficiones, que me desafía intelectualmente y me ayuda a desarrollar habilidades estratégicas.
Logo EALDE

Posts relacionados

Logo EALDE

Se el primero en comentar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *