La planificación estratégica en el Marketing Verde

12/15/2017
Alejandro Riveros
4/5 - (2 votos)

La planificación estratégica en el Marketing Verde es el enlace de las competencias de la empresa con las oportunidades que le ofrece el mercado contemplando las problemáticas ambientales como valor agregado a largo plazo. Las compañías vinculan la sostenibilidad ambiental a su misión y a su estrategia corporativa, generando resultados positivos para la sociedad y los stakeholders. La marca es percibida de esta manera positivamente y los objetivos económicos son cumplidos.

Las problemas ambientales eran vistos como un asunto que solamente afectaba a un área determinada dentro de la empresa, al margen de la estrategia de la compañía. Los problemas ambientales se vinculan con los objetivos empresariales gracias a la Responsabilidad Social Corporativa o a la creación de valor compartido.

La planificación estratégica en Marketing Verde

La planificación estratégica implica hacer un análisis de la situación, definir un objetivo y definir una estrategia con acciones tácticas a desarrollar. La planificación estratégica en Marketing Verde requiere de los siguientes elementos:

  • Análisis de la situación. Posición de la empresa frente a los problemas ambientales, considerando también a los grupos de interés.
  • Objetivos de marketing relacionados con los problemas ambientales bien definidos, coherentes con su misión y su visión corporativa. La misión es una propuesta única y fundamental que indica lo que la organización quiere cumplir.
  • Estrategia para cumplir esos objetivos. Los dos elementos clave son el mercado objetivo y el Marketing Mix.
  • Acciones tácticas para ejecutar la estrategia plasmada. Se especifican las tácticas, las actividades y los recursos que permiten ejecutar e implementar la estrategia. Esta acción se realiza no solo con los consumidores y los clientes, sino con todos los stakeholders involucrados en el cumplimiento de dicha estrategia.
  • Evaluación y control. Determinar si se han logrado los objetivos.

La preocupación por los problemas ambientales puede suponer una diferenciación que genere ventajas competitivas.

Se el primero en comentar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *