El liderazgo y compromiso para la gestión antisoborno con ISO 37001

09/03/2018
Alejandro Riveros
5/5 - (2 votos)

ISO 37001 trata el liderazgo y el compromiso para la gestión antisoborno. Esta norma internacional para la Gestión de Riesgos expone que cuando la organización cuente con un órgano de gobierno, dicho órgano debe demostrar su liderazgo y compromiso con respecto al sistema de gestión antisoborno a través de:

  • Aprobar la política antisoborno de la organización.
  • Asegurar que la estrategia de la organización y la política antisoborno se encuentran alineadas.
  • Recibir y revisar, a intervalos planificados, la información sobre el contenido y el funcionamiento del sistema de gestión antisoborno de la organización.
  • Requerir que los recursos adecuados y apropiados, necesarios para el funcionamiento eficaz del sistema de gestión antisoborno, sean asignados y distribuidos.
  • Ejercer una supervisión razonable sobre la implementación del sistema de gestión antisoborno de la organización por la alta dirección y su eficacia.

Estas actividades deben llevarse a cabo por la alta dirección, si la organización no tiene un órgano de gobierno. La alta dirección debe demostrar liderazgo y compromiso con respecto al sistema de gestión antisoborno:

  • Asegurándose de que el sistema de gestión antisoborno, incluyendo la política y los objetivos, se establezca, implemente, mantenga y revise para bordar adecuadamente los riesgos de soborno de la organización.
  • Asegurándose de la integración de los requisitos del sistema de gestión antisoborno en los procesos de la organización.
  • Desplegando recursos suficientes y adecuados para el funcionamiento eficaz del sistema de gestión antisoborno.
  • Comunicando interna y externamente lo relacionado con la política antisoborno.
  • Comunicando internamente la importancia de la gestión eficaz antisoborno y la conformidad con los requisitos del sistema de gestión antisoborno.
  • Asegurándose que el sistema de gestión antisoborno esté diseñado adecuadamente para lograr sus objetivos.
  • Dirigiendo y apoyando al personal para contribuir a la eficacia del sistema de gestión antisoborno.
  • Promoviendo una cultura antisoborno apropiada dentro de la organización.
  • Promoviendo la mejora continua.
  • Apoyando a otros roles pertinentes de la dirección, para demostrar su liderazgo en la prevención y detección de soborno en la medida en la que se aplique a sus áreas de responsabilidad.
  • Fomentando el uso de los procedimientos para reportar la sospecha de soborno y el soborno real.
  • Asegurándose de que ningún miembro del personal sufrirá represalias, discriminación o medidas disciplinarias o por informes hechos de buena fe o sobre la base de una creencia razonable de violación o sospecha de violación a la política antisoborno de la organización, o por negarse a participar en el soborno, incluso si tal negativa puede dar lugar a la pérdida de negocios para la organización, excepto cuando el individuo participó en la violación.
  • Reportando a intervalos planificados, al órgano de gobierno, si existe, sobre el contenido y el funcionamiento del sistema de gestión antisoborno y de las denuncias de soborno graves y/o sistemáticas.

Información extraída del webinar impartido por Francisco Javier Moreno para EALDE Business School.

Se el primero en comentar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *