Nuestros programas se desarrollan mediante la metodología e-learning a través del campus virtual de EALDE.

Las principales escuelas de negocio utilizan como medio eficaz de enseñanza el método del caso, pues crea un entorno en el que los participantes aprenden a encarar dificultades, problemas con incertidumbre, discutiendo e integrando el trabajo de varias personas para llegar a una comprensión de situaciones concretas e impensable en solitario. Los participantes son emplazados a trasladarse a situaciones reales de la empresa, a pensar como verdaderos directivos y a tomar decisiones estratégicas.

Los casos son descripciones de situaciones empresariales reales que sirven de base de discusión más que de paradigma de lo que habría que hacer. Los profesores que conducen las sesiones aúnan experiencia directiva y académica.

Este método proporciona una absorbente forma de aprendizaje. El alumno, tras realizar un análisis individual del caso, define los problemas, estructura soluciones y elige una, que contrasta con el resto de participantes. Aprende de sus compañeros, de los casos y del profesor por “contagio de habilidades”. Participar es clave para el correcto desarrollo del Máster.

Con el caso pretendemos que el alumno interiorice una manera de pensar, de comportarse ante los problemas de los negocios. Que esa madurez empresarial que pretendemos transmitir se traduzca no en una colección de teorías que se olviden con el tiempo, sino en una personalidad propia que pueda hacer frente a la realidad económica a la que se enfrente el alumno en su vida profesional. Se trata de construir un “hombre de empresa” o “una mujer de empresa”.

EALDE translada este método contrastado y participativo a la red de forma sencilla y práctica; y permite establecer lazos con compañeros de países y culturas diferentes.

Se adapta a cualquier situación familiar y profesional, compatible con frecuentes viajes, horarios irregulares…

La relación “cercana” y continua que se establece con los demás participantes y profesores del Máster es un acicate que estimula a mantener el ritmo adecuado durante todo el Programa. Un tutor acompaña a cada grupo y a cada participante en todo el proceso formativo.

Es ameno y sencillo. Mantiene la atención y fomenta la interactividad entre alumnos y profesores a lo largo de todo el Máster. La cadencia de lectura atenta y meditada, ejercicios de autoevaluación y reforzamiento de conceptos y discusión de casos prácticos potencian la asimilación práctica de lo aprendido.

La participación activa del profesor en la dinámica de análisis y reflexión, y en la elaboración de conclusiones finales, con relación a las situaciones de negocio que se analizan en el foro de cada clase, es un elemento diferenciador respecto a otras metodologías que también se denominan e-learning, donde el profesor participa por excepción.

El alumno recibe a través de la plataforma de enseñanza toda la documentación que necesita sin necesidad de acudir a otras fuentes de consulta.